GAM de duelo perinatal
 

Un Grupo de Apoyo Mutuo es un espacio de encuentro donde personas que están pasando por la misma situación se reúnen para compartir experiencias y ofrecerse apoyo y ayuda, con el objetivo de superar o mejorar en esta situación. Estos grupos están integrados por personas (sean madres, padres o familiares) que están pasando por un proceso de duelo gestacional, perinatal o neonatal.

En estos encuentros contamos con la presencia de un facilitador profesional y que he pasado por este mismo proceso de duelo.

La embarazada, como afirma el Dr. Gandino, se encuentra en la condición límite de vivir la muerte dentro de sí misma. Y ​​su cuerpo, que estaba preparado para acoger y dar a luz a la vida, se convierte en el lugar de un dolor sordo, difícil de expresar y elaborar. Muchas mujeres experimentan emociones complejas: sensación de fracaso, incredulidad, ira, aturdimiento, vergüenza, culpa, tristeza, soledad, malentendidos.

Por tanto, corren el riesgo de afrontar un duelo complicado y desarrollar una psicopatología que se manifiesta mayoritariamente con ansiedad, depresión y, en los casos más graves, trastorno de estrés postraumático.

El trauma se extiende en círculos concéntricos

El impacto de la pérdida trasciende la experiencia de la mujer, prosigue el médico, expandiéndose a centros concéntricos como si fuera una piedra arrojada al estanque que con las olas generadas puede golpear al padre, la familia extensa, el círculo de amigos, el trabajadores de la salud involucrados.

Incluso el vínculo de pareja puede sufrir conmociones muy fuertes, hasta el punto de ser incluso ruinoso. Mientras que las mujeres se inclinan a expresar sus vivencias, los hombres tienden a reaccionar ante la experiencia adoptando una actitud activa, encaminada a satisfacer las diversas necesidades concretas que surgen, complaciendo así la presión social implícita de atenuar hasta silenciar las emociones que surgen.

Al tender también a posponer las manifestaciones de su sufrimiento, corren el riesgo de una prolongada elaboración del duelo que, por tanto, se vive de forma asincrónica y asintomática con respecto al de su pareja

Humanizar el duelo

Para abordar adecuadamente el trauma del duelo perinatal, además de implementar acciones de sensibilización social y cultural más incisivas que aún hoy son insuficientes, es fundamental recibir una atención integral ya en el hospital que incluya tanto la atención física como la atención psicológica centrada en el persona para reducir el impacto traumático de esta experiencia.

Además, en este contexto también es fundamental que la pareja esté informada de la posibilidad de optar por quedarse con su hijo muerto, conocerlo fuera del vientre y recoger recuerdos preciosos, así como despedirse de él con una despedida. rito y con entierro.


Para más información o para asistir a los GAM, contáctame y escucharé tus necesidades.

Colaboro con la ASSOCIACIÓ PETITS AMB LLUM